domingo, 7 de agosto de 2016

Lo siento cuando ando


Me encargaron (alrededor de 1988) una publicidad para un congreso médico sobre el corazón.
No querían repetir en esta publicidad los consejos conocidos por todos sobre el cuidado del corazón etc... y además lo querían dirigir a los participantes del congreso.
Me puse a ello y les llevé el cuaderno de ocho páginas Lo siento cuando ando. No se publicó.
Rubén Garrido